domingo, 1 de mayo de 2011

POLICÍA DE DAJABÓN AFIRMA HERMANOS DOMÍNGUEZ ERAN DOS DELINCUENTES

La Policía tiene convicción de que la desaparición y asesinato de dos hermanos guarda relación con su accionar personal y por alegados ajustes de cuentas.

Así lo entiende el coronel Luis Polanco, jefe del Departamento de Investigaciones Criminales de la Policía con sede en la ciudad de Dajabón, limítrofe con Haití.

Los hermanos Rubén Darío y Onelio de Jesús Domínguez de 23 y 28 años, residían en el paraje Estancista, de la sección Estancia, provincia Santiago Rodríguez, quienes fueron raptados, asesinados, quemados y enterrados en una fosa común, en una finca de la comunidad La Jagua municipio de El Pino, provincia Dajabón.

En ese sentido, y en una nota publicada en el periódico digital 7días.com bajo la firma de la periodista Yomaira del Rosario, el coronel Polanco, afirma que los dos hermanos eran dos reconocidos delincuentes que operaban bajo el desconocimiento de sus familiares.

Y sostuvo el oficial policial que por la muerte de los hermanos Domínguez, también respondería otro integrante de la banda que encabezaba Nelson Antonio Gómez, asesinado en el parque municipal del proyecto habitacional El Plan Uno, de la comunidad de El Pino.

Aunque el oficial Polanco no lo identificó, hay una persona detenida en relación a la muerte de los dos hermanos Domínguez.

El oficial policial fue más lejos y atribuyó las muertes de los hermanos Rubén Darío y Onelio de Jesús Domínguez a otro delincuente identificado como Nelson Antonio Gómez quien fue asesinado en el parque del proyecto habitacional el Plan I del municipio de El Pino, cuyo cuerpo fue sepultado en el cementerio de la ciudad de San Ignacio de Sabaneta.

Se recuerda que el sepelio de Gómez tuvo una gran resonancia y connotación en la ciudad de San Ignacio de Sabaneta, cuando autoridades militares sacaron desde la Fortaleza General Santiago Rodríguez hasta la calle Pedro Thómas a decenas de presos a fin de despedir los restos mortales de éste.

A pesar de la osadía de los militares, las autoridades judiciales, encabezada por el fiscal Próspero Peralta ni el gobernador César Saint Hilaire tomaron medida para sancionarlos y todo pasó sin pena ni gloria.

Asimismo, el coronel Luis Polanco, jefe del Departamento de Investigaciones Criminales de la Policía en Dajabón, ratificó que sobre la muerte de los hermanos Domínguez, podría estar relacionada por un traficante de drogas cuyo radio reacción está ubicado en el proyecto habitacional de El Plan I quien habría sido asesinado en un confuso incidente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada